Español     English

Cinco formas de ahorrar con la tecnología

02 Sep
ahorrar con la tecnologia-portada

Cinco formas de ahorrar con la tecnología

Con los teléfonos inteligentes, las tabletas y los equipos de cómputo además del acceso a Internet en cada vez más lugares, es posible tener a la mano una gran variedad de opciones que permiten ahorrar con la tecnología.

En esta publicación te platicamos algunas innovaciones que pueden facilitar las actividades financieras de tu vida diaria.

Cuando decimos tecnología hablamos de las herramientas, recursos técnicos e instrumentos que permiten satisfacer necesidades específicas. Es poner en práctica conocimientos científicos para encontrar la manera más óptima de solucionar problemas. Aunque la mayoría de las veces usamos el término para referirnos a aparatos electrónicos. 

¿Cómo beneficiarte de la tecnología para ahorrar?

1.- Descarga la aplicación de tu banco. Tener en tu teléfono los movimientos bancarios que realices, te permite llevar un control más exacto de lo que recibes y lo que gastas. Con esta plataforma podrás revisar el balance cada que haces un retiro o pago y no tendrás que esperar el estado de cuenta a final de mes.

¡Revísala cada que hagas una transacción!

2.- Paga tus cuentas fijas en línea, de esta forma ahorras tiempo y recursos al no acudir a cada centro de cobro. Programa una fecha del mes para realizarlos y guarda tus comprobantes electrónicos. Si no te da tiempo de hacer el pago de tus servicios, organízate y evita cortes o recargos por falta de pago.

3.-Utiliza las notas de tu celular para llevar un conteo de todos los gastos que vayas acumulando diario. A final de mes tendrás una bitácora que te ayudará a resumir todos tus gastos y a hacer una mejor disposición de tus ingresos. Explora tu centro de aplicaciones, hay opciones gratuitas muy funcionales y divertidas.

ahorrar con la tecnologia-cuerpo

4.- Aprovecha todas las herramientas y posibilidades de la red. Compara los precios de los servicios y productos que contratas frecuentemente, quizá encuentres algunos proveedores que te brinden la misma calidad a un mejor precio. Algunas personas -por ejemplo- hacen compras de alimentos a través de aplicaciones en su dispositivo móvil, si tienes una emergencia y debes hacer uso alguno de estos servicios: compara el costo del servicio y los descuentos o promociones que ofertan.

5.- De la mano del consejo anterior, viene el siguiente: ¿realmente necesito usar este servicio? Pregúntate si la aplicación o sitio web que usas con tanta frecuencia te está generando un costo muy alto, de ser así, trata de moderar su uso o alternarla con una versión más económica. Recuerda que es importante diferenciar entre el proceso cotidiano y la opción de emergencia.

La tecnología permite que algunas de nuestras actividades se simplifiquen o agilicen. Toma en cuenta la seguridad de tus datos, haz tus movimientos y descargas con una señal de wifi conocida y procura no hacerlo con redes abiertas o de espacios públicos para evitar el robo de información. Recuerda que si usas tus datos celulares podrías tener cargos adicionales.

Pregunta a tus conocidos qué aplicaciones utilizan para llevar sus finanzas o pagar sus cuentas, el mercado tecnológico está en constante actualización y nuevos competidores pueden generar mejores precios y ofertas.

¿Has implementado otras formas de ahorrar con la tecnología?

Escribe un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.